Feb 132012
 

Pasé este año la fiesta de Navidad y Año Nuevo en el Perú con mi familia polìtica que viven a 45km de la ciudad de Trujillo. Después de una breve escala en Lima desde París, nos embarcamos en un bus cama rumbo a Trujillo. Después de una noche en la carretera Panamericana hacia el norte, bajamos en el terminal de la empresa Cruz del Sur, donde en medio de una multitud, una joven provocativa se me acercò y me pidió el cambio de 50 dólares. Yo un poco ingenuo, no sabia qué hacer ni que decir (de todos modos es mi esposa quien lleva la cartera y ella desapareció unos instantes buscando a sus padres). Apenas se dio cuenta del asunto vino al rescate y me saca de las garras de la leona husmeadora que me veía como un objetivo fácil y me tendia la mano con su billete falso de $50. En esos momentos llegò mi suegro a buscarnos con su camioneta Toyota 4×4, muy conveniente para cargar todo el equipaje y partimos hacia el sur en direcciòn a Virù, un gran pueblo a 50 km de aqui. El paisaje es un desierto, las dunas, junto con los “cerros”, grandes montañas de roca y arena muy majestuosas. Cruzamos algunas “urbanisaciones” que rodean la ciudad de Trujillo, atravesada por la Panamericana, incluyendo Salaverry con vistas al puerto del mismo nombre. Aquí la gente está ocupada con sus quehaceres diarios, algunos bienes que transportan en burro o en sus triciclos, otros reparan motores obsoletos, otros descargan la arena en frente de una fachada decrépita. Por todo lados de la pista los niños de la calle se agregan en tropas, y con imprudencia temeraria crusan a través de esta arteria peligrosa. Luego cambia el paisaje con grandes extensiones de plantaciones de regadío. Me explican que la región se ha transformado en los últimos años, ya que la construcción de un canal que irriga grandes áreas cuyos propietarios son famosos: congresistas (los parlamentarios del gobierno peruano), las estrellas del mundo del espectáculo y el deporte. .. incluso se puede un avion volando sobre una plantacion de Alan García, un ex presidente que se convirtió para actividades lucrativas. Vemos sucesivos campos de caña de azúcar, aguacate, mango, platanos …. Después de la primera caseta de cobro (lo curioso es que los peajes se pagan sólo en una dirección!) salimos de la Panamericana a la altura de “Puente Viru”, un pequeño pueblo constantemente agitada y ruidosa, con punto de suministro para el tráfico transcontinental. Algunos joroba de final de recta característica y con cuerpo que llamamos las vértebras en su lugar, y finalmente llegan a su destino, después de casi 24 horas de viaje …. que puede presumir de un esfuerzo para ver a su madrastra?

[nggalery id=1]

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(obligatoire)

(obligatoire)